9/10/07

Todo México será área de no fumar



Legisladores de todos los partidos políticos de la cámara de senadores y de diputados acordaron impulsar la Ley General para el Control del Tabaco. Esta ley obligaría a incluir en las cajetillas de cigarros imágenes sobre los graves daños a la salud que causa dicho producto, y prohibiría fumar en espacios cerrados como son bares, restaurantes y discotecas.

Éctor Jaime Ramírez Barba, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados explicó que legisladores del PAN, PRD, PVEM, Convergencia y PRI promoverán que esta legislatura modifique y derogue diversos artículos de la Ley General de Salud para que la nueva reglamentación se aplique en todo el país sin ningún tipo de restricción local.

Los congresistas, aclaró Ramírez Barba, no pretenden con las reformas impedir a los mexicanos fumar, pero si proteger de manera decidida al 36.1 por ciento de la población que esta expuesta al “nocivo humo del cigarro” en sus centros de trabajo y en lugares públicos cerrados. El legislador recordó que estas personas también están en riesgo de desarrollar desde enfermedades respiratorias hasta algún tipo de cáncer.

“La pareja de un fumador se encuentra en riesgo de sufrir cáncer de pulmón en un 20 por ciento en comparación a la no expuesta, y esa problemática también se observa entre los trabajadores de bares y restaurantes, que corren el riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Se trata de personas que están expuestas a 4 mil sustancias tóxicas”, precisó a Milenio Diario.

El ordenamiento jurídico de la Ley General para el Control del Tabaco se basa en los acuerdos y compromisos que adquirió en 2004 México al ratificar el Convenio Marco para el Control del Tabaco.

“México ya firmó el compromiso de ley en el convenio Marco y, por esa razón, no hay posibilidad alguna de que ciertos legisladores pretendan echar para atrás las reformas a la Ley General a la salud”, aclaró el panista.

Sobre cajetillas, informó que en 50 por ciento de las caras anteriores y posteriores de las cajetillas, y en 100 por ciento de las laterales se deberán colocar leyendas e imágenes que adviertan de los efectos nocivos del tabaquismo.

De acuerdo al proyecto de decreto en los restaurantes la gente podrá fumar siempre y cuando sea en espacios abiertos que no sean paso obligado para los no fumadores.

“La contaminación aérea por tabaco es 10 veces mayor que los gases emitidos por automóviles que utilizan diesel”, recalcó, “por eso las divisiones actuales no sirven de nada, porque finalmente el humo se filtra”.

Los restaurantes o lugares cerrados que la incumplan deberán pagar multas de hasta 10 mil salarios mínimos, podrán verse obligados a cerrar temporal o permanentemente, y sus propietarios o responsables podrán incluso ser arrestados por 36 horas, dijo.

En México el tabaquismo causa a diario la muerte de 165 personas y un gasto catastrófico al sector salud, superior a los 29 mil millones de pesos.

Por esa razón, dijo, en esta nueva ley se regulará toda la publicidad que se encuentra en la calle y esta expuesta a los niños y jóvenes.

Además, “estamos impulsando que se elimine de las cajetillas la palabra light y ultraligeros porque la gente la asocia a no daño a la salud, de hecho vamos a exigir a las tabacaleras que revelen los ingredientes de su producto”, precisó Éctor Jaime Ramírez Barba.

El proyecto de decreto contempla crear líneas de ayuda a los consumidores y adictos al tabaco así como de denuncia anónima ciudadana sobre los establecimientos que incumplen con la reglamentación.

Las disposiciones entrarán en vigor 90 días después de su publicación en el Diario Oficial de la Federación. “Nosotros esperamos que sea para el próximo año”.




Medidas antitabaquismo

La nueva ley hará que esté prohibido fumar en cualquier espacio cerrado del país.

Se permitirá fumar en bares y restaurantes sólo en terrazas u otros espacios abiertos que no sean de paso obligatorio para los no fumadores.

Los establecimientos que no acaten la ley se enfrentarán a multas, cierres temporales o permanentes y hasta a arrestos de sus propietarios.

Las cajetillas deberán tener mensajes sobre los riesgos de fumar en la mitad de sus dos caras anteriores y posteriores y en todas las laterales.

La ley también prohibirá las denominaciones light y ultraligero, porque, al ser asociadas con la salud, dan falsas impresiones a los consumidores.

Los productos de tabaco también estarán grabados con impuestos cada vez más altos.





http://milenio.com/guadalajara/milenio/nota.asp?id=542750&sec=27

1 comment:

Patricia said...

Ups pues si que van a sufrirlos que no pueden dejar de fumar