7/21/08

Bache-lajara



Año tras año. No cambian las cosas. Una vergonzosa tradición en tierras tapatías. Este escrito puede aplicar a cualquiera de los años que me ha tocado vivir en esta tierra. Espero, que en un futuro no muy lejano, pudiese decir que cambiaron las cosas, pero eso es solo una utopía.

Guadalajara te recibe con los baches abiertos.

Esa debería ser la frase con la que se recibe a los visitantes que llegan a la que alguna vez se llamó la "Perla de Occidente".

Y es que durante la temporada de lluvias, Guadalajara (con todos los municipios que conforman la Zona Metropolitana) es una catástrofe en lo que se refiere a sus calles y avenidas.

Simple y sencillamente enfrente de la Secretaría de Vialidad y Transporte, en el cruce de dos grandes avenidas de nuestra ciudad, Prolongación Alcalde y Circunvalación, es una penosa muestra de la calidad de las vías de comunicación tapatías.

Baches, hoyos, zanjas, cráteres y aunque no lo podamos creer cuevas y grietas son los peligros a los que diariamente automovilistas y peatones enfrentan a una ya de por sí desordenada ciudad.


¿Y el concreto hidráulico, 'Apá?

A nadie (creo yo) le gusta desperdiciar el dinero. Y más aun si es un dinero que se pudiera estar invirtiendo en mejorar la situación en vez de solo ser no solo un paliativo, sino una gran despilfarro que va a los bolsillos de quien sabe quien.

A diario nos toca ver cuadrillas de los diversos Ayuntamientos recorriendo las calles con chapopote, para hacer malos parches en las diversas vialidades.

Para empezar, ese tipo de pseudo-reparaciones no duran, tras dos o tres días (con sus respectivas tormentas), el hoyo está de nuevo ahí.

¿Hasta cuando? ¿Hasta cuando estaremos dispuestos a seguir tirando el dinero en reparaciones a corto plazo? ¿En que momento alguna de las autoridades tendrá los suficientes pantalones para decidir que la ciudad requiere de soluciones de fondo y no malos arreglos?

Imaginemos solo por un momento esto: Una reestructuración de TODAS las calles de la ciudad. Si, leíste bien TODAS. Y es que estamos acostumbrados a que conforme lo que ya se tiene, se le van remendando y lo que tenemos ahora es el penoso resultado. Así pues, que de una vez se levante todo el pavimento que a lo largo de los años han ido quedando como plasta sobre plastas y llegar hasta los niveles originales que alguna vez tuvieron las calles. Y ya que levantamos todo eso, proporcionar, renovar y mejorar los servicios como drenajes, y dado que soñar no cuesta nada, de una vez incluyamos todo el horroroso cableado y limpiemos la ciudad.

¿A poco no suena interesante? Eso si, a todos nos costaría. Y no solo me refiero a que saldría de nuestros impuestos sino que mientras duren todas esas reparaciones, tendríamos molestias para desplazarnos, tráfico, y varios etcéteras, pero hay algo que creo a los tapatíos y en general a los mexicanos, nos hace falta y es tener en mente los resultados a largo plazo.

Olvidémonos de estar repavimentando las calles cada año y que nuestras autoridades inviertan en concreto hidráulico. Ignoro cual es la proporción en lo que a costos se refiere, pero está claro que a la larga nos ahorramos no solo dinero, sino corajes y hasta salvamos vidas humanas.

En un noticiero local una de las locutoras una vez dijo algo muy cierto. Es increíble que para manejar en nuestra ciudad, no solo hay que estar al pendiente del trafico, señalamientos, peatones y un sin fin de cosas mas, sino que cuando hablamos de manejar en Guadalajara también hay que estar al pendiente de los tremendos baches que hay en la ciudad.

La vergüenza que es el Periférico, y el peligro de manejar ahí, pues muchos lo tomamos como una vía rápida y de repente hay tremendos cráteres que son un verdadero peligro para todos, pues o caes en el bache, se te truena la llanta, das un volantazo, chocas con el que venga adelante o detrás de ti, en fin, es como una ruleta rusa, pero sobre ruedas.


Si te vienen a contar cositas malas de mi...
Ojala aquellos que están en el poder, tuvieran el valor para comenzar a hacer un cambio significativo en aquellos que gobiernan. En las figuras de los Secretarios de Gobierno (en especial los de Vialidad y el de Desarrollo Urbano), alcaldes, regidores, diputados y todos aquellos que pueden hacer algo para mejorar esta situación, dejaran de pensar en el siguiente hueso (puesto) para las próximas administraciones y mas bien hicieran el trabajo por el cual se supone están ahí.

Lo que estamos viviendo en la ciudad es algo natural. ¿Hace cuanto que no se reestructura a consciencia los servicios, en especial en lo que son las partes mas antiguas de la ciudad?. Lo que estamos viendo, en el paso a desnivel de Av. Las Rosas, el deslave en la Av. Ávila Camacho entre el campo de golf y la unidad deportiva, el otro hundimiento en Avenida Patria, entre Puerta de Hierro y la Universidad Autónoma de Guadalajara y una gran cantidad de desperfectos son señales que nuestras autoridades deben de tomar muy en serio.

Hay que invertir y no para hacer remedios estéticos. Hay que utilizar tecnología y reemplazar todos aquellos materiales que ya están al limite o han sobrepasado su vida útil. Y de preferencia hay que hacerlo antes de que ocurran mas desgracias.


Guadalajara, tierra del tequila, mariachi, tortas ahogadas y las chivas rayadas.


1 comment:

Lord Pocho said...

No podría estar mas de a cuerdo contigo master, es deplorable el estado en el que están las calles de nuestra ciudad, pero eso si, es mejor dar lana a la madre esa de los martires que tener calles decentes... en fin, ya nos tocará volver a votar.